Bloody Mary

Vodka Stolichnaya Original 70 ml

Zumo de tomate 210 ml

Zumo de limón 15 ml

Salsa Tabasco dos gotas

Salsa Worcestershire tres gotas

Pimienta negra molida

Apio

Preparación:

A la hora de condimentar este cóctel, es fundamental un buen toque de salsa Perrins, muy poco Tabasco (dos gotas) para no pasarnos de picante agresivo y dos o tres vueltas de pimienta negra que completarán el efecto picante, para que quede en su punto. Agregamos también el zumo de limón, aproximadamente 15 ml y agitamos con un cubo de hielo para mezclar bien y enfriar. Continuamos con el vodka, lo habitual es utilizar una tercera parte de la cantidad de zumo de tomate que se vaya a usar. Para 210 ml de tomate, utilizaremos 70 ml de vodka y la proporción quedará en su punto. Incorporar la sal,  para terminar la preparación, vamos a meter una ramita de apio dentro del vaso dejando que asome por fuera que servirá para remover nuestro Bloody Mary, como si fuera una cucharilla. Ya sólo falta el zumo de tomate y agitar para que esté en su punto.En caso de añadir hielo, hay que hacerlo al terminar de servir, sin echar más de dos cubitos para que nuestro Bloody Mary no quede aguado.