Comer mejor (para los niños y la familia)

  • Comiencen el día con un desayuno saludable. Reabastece el cuerpo y proporciona energía para todo el día.
  • Permitan que los niños ayuden a planear y preparar una comida por semana.
  • Coman juntos como familia siempre que sea posible.
  • Tómense el tiempo para comer y masticar lentamente. Al cerebro le lleva 20 minutos decirle al cuerpo que estamos satisfechos.
  • Coman más verduras y frutas frescas. Tengan por objetivo comer un total de 2 tazas de frutas y 2 tazas y 1/2 de verduras por día.
  • Coman más cereales integrales. Por ejemplo: avena, arroz integral, centeno y pastas de trigo integral. Intenten comer al menos 3 onzas de cereales integrales por día.
  • Beban mucho líquido. Elijan agua, leche descremada o con bajo contenido de grasa y bebidas de bajas calorías.
  • Sirvan alimentos variados.
  • Sirvan la comida en porciones pequeñas.