Contra las quemaduras

Utiliza glicerina para las quemaduras en las manos. Impide las ampollas y actúa como humectante. Otra buena opción, recomendada por un médico, es hacer una pasta mezclando alcohol y bicarbonato. Desaparece el dolor y no deja marcas. Otra solución es abriendo el congelador inmediatamente y colocar la parte afectada sobre cualquier cosa que se encuentre ahí, (bolsas de verdura, cubos de hielo, etcétera, o en las mismas rejillas del congelador presionando levemente durante un minuto continuo, desaparece por completo el ardor y no habrá ampolla alguna. Si la quemadura no es precisamente en las manos, con presionar hielo por espacio de un minuto en la zona afectada desaparecerán las molestias. Compruébalo.