Pollo relleno con salsa de mandarinas

Ingredientes (4 personas):

  • 700 grs. pechuga de pollo, abierta para rellenar
  • 60 grs. albaricoques secos y picados
  • 20 grs. Mantequilla
  • 1 cebolla, picada
  • 1 diente de ajo, prensado
  • 60 grs. pan rallado grueso
  • 20 grs. Pasas
  • 20 grs. avellanas tostadas, picadas
  • 2 cucharadas soperas de perejil picado
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 1 cubito congelado de clara de huevo, ligeramente batida
  • Sal y pimienta

                             Compra los ingredientes aquí

Ingredientes para la salsa:

  • 2 mandarinas, peladas a lo vivo separados los gajos
  • 1 cucharadas soperas piel de mandarina (sin la parte blanca)
  • 2 cucharadas soperas azúcar
  • 250 ml. zumo de mandarina
  • 80 ml. caldo de pollo
  • 3 cucharadas pequeñas de maicena
  • 1 cebolla pequeña, cortada en aritos
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

  • Poner los albaricoques secos en un cuenco, cubrirlos de agua hirviendo y dejarlos reposar 30 minutos.
  • Calentar la mantequilla en una sartén y sofréir la cebolla y el ajo durante 5 minutos a fuego suave.
  • Mezclar la cebolla y el ajo con el pan rallado, las pasas, las avellanas, el perejil y los albaricoques escurridos. Salpimentar. Rellenar las pechugas (salpimentadas), pintar los bordes con la clara y enrollar. Envolver la pechuga con film transparente y reservar tres horas (mínimo, puede ser una noche) en la nevera. También se puede enrollar de manera tradicional con cuerda (no es necesario el reposo en nevera)
  • Disponer el pollo en una bandeja, salpimentarlo y llenarlo con aceite. Hornearlo a 200 grados durante 50-60 minutos, hasta que esté hecho.
  • Mientras se hornea el pollo, preparar la salsa:
  • Hervir la piel de mandarina en una olla con agua (justo que la cubra). Escurrir y volver a hervir. Escurrirla y ponerla en un recipiente con el azúcar, calentar 2 minutos, hasta que el azúcar se haya disuelto. Verter el zumo de mandarina y el caldo, mezclar bien.
  • Mezclar la maizena con un poco de la mezcla caliente de zumo e incorporarla al recipiente, calentar hasta que la salsa espese. Agregar los gajos de mandarina, remover hasta que estén calientes. Añadir la cebolla, probar y salpimentar si fuera necesario.
  • Servir el pollo cortado en rodajas gruesas, acompañado de la salsa caliente.
  • Intolerantes a la lactosa: sustituir la mantequilla por aceite